En el año 868 d.C., se imprimió el libro más antiguo del que se tenga conocimiento: el Sutra del Diamante.

Este libro consiste en siete tiras de papel amarillo, las cuales pegadas miden unos 5 metros, y fueron impresas con bloques de madera tallados.

Hallada a principios del siglo XX en el noroeste de China, esta copia junto a otros importantes documentos, conocidos como los Manuscritos Dunhang, se preservaron en buen estado gracias a que habían estado almacenados en una cueva sellada.

El Sutra del Diamante representa una de las obras más importantes de la fe budista, y su impresión se efectuó cientos de años antes que la Biblia de Gutenberg, el texto impreso más antiguo de occidente.

En mil 148 años la evolución de los formatos de lectura ha cambiado, estando hoy en día en auge los formatos electrónicos.