El mercado español de vehículos de autogas podría crecer “notablemente” gracias a la activación del nuevo Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa (Movalt), que gestiona el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) e incluye una dotación presupuestaria de 20 millones de euros para ayudas a la adquisición de vehículos con combustibles alternativos y otros 15 millones de euros que se destinarán a impulsar la instalación de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos.

Según el director del Clúster Autogas, José Luis Blanco, las expectativas en torno al número de peticiones de vehículos de autogas son “halagüeñas”, ya que este tipo de energía de movilidad sostenible es la “más demandada” actualmente en el mercado y cuenta con la tecnología “más desarrollada”.

 “Dados los porcentajes de penetración del entorno europeo, donde alcanza 15 millones de vehículos, población y políticas de movilidad que ya se están implantando en otros países y ciudades europeas, hay una gran oportunidad de crecimiento y de mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades”, ha apuntado Blanco.

En este sentido, el Clúster Autogas recalca que los automóviles propulsados por autogas contribuirán de forma “notable” a la reducción de emisiones contaminantes, mejorando la calidad del aire y favoreciendo el consumo de energías de producción nacional.

Los vehículos impulsados por autogas disponen de una tecnología bifuel, lo que les permite circular indistintamente con autogas o gasolina. España cuenta con una red de más de 550 estaciones de servicio repartidas por todo el país, lo que hace del autogas el combustible alternativo más extendido en España, donde ya circulan cerca de 53.000 vehículos de este tipo, según datos del Clúster Autogas.