El pasado 4 de abril se inauguró el museo del árbol bonsái en el Jardín Botánico de Quito,   que se halla en el parque La Carolina.

Pequeños árboles desde los 3 hasta los 50 centímetros forman parte del museo, donde se exhiben 230 bonsáis, se indicó mediante un comunicado, refiere el portal lahora.com.ec .

La directora ejecutiva del Jardín Botánico, Carolina Jijón, explicó que se trata de la séptima muestra de bonsáis, pero en esta ocasión con un valor agregado, como es “el nacimiento del Primer Pabellón y Museo Vivo de Bonsáis de Ecuador”.

Para el efecto, en el lugar se montó una infraestructura donde permanentemente se expondrán más de 100 plantas de este tipo.

La exhibición estará abierta hasta el 28 de mayo y, a partir de esa fecha, “el Jardín Botánico de Quito se quedará con una destacada colección, permanente, de más de 100 arbolitos en miniatura”, indicó Jijón.

El montaje de la exposición contó con la donación de una experta en bonsáis, Ruthie Horvath, quien entregó a la ciudad su colección. El resto de ejemplares pertenece a clubes, asociaciones y colecciones privadas, detalló el Municipio.

Freddy Vivero, presidente de la Asociación Bonsái Quito, explicó que el arte de cultivar esas plantas “viene desde oriente, es milenario, se dice que nació hace más de dos mil años en China, luego pasó a Japón y este lo difundió por el mundo entero. Ahora es un arte, un pasatiempo que está regado por el planeta”, expresó.