Pese al esfuerzo de Facebook por atajar la desinformación política antes de las elecciones de Estados Unidos, los anuncios falsos y engañosos siguen circulando debido a fallos técnicos, lagunas y lo que los críticos tildan de débil aplicación de las propias políticas del gigante de las redes sociales.

Estos problemas fueron subrayados en los últimos días después de que se revelara que anuncios engañosos, desmontados ya por verificadores independientes, estaban siendo publicados de nuevo, compartidos y dirigidos a votantes específicos, incluso después de haber sido prohibidos por Facebook.

La compañía reconoció el lunes que algunos de estos anuncios vetados habían vuelto a ser publicados y comenzó a eliminarlos tras las informaciones de un artículo del Wall Street Journal citando una investigación del Observatorio de Publicidad de la New York University.

Algunos de los anuncios -procedentes de grupos que apoyan al presidente Donald Trump y con datos falsos sobre el candidato demócrata, Joe Biden- fueron compartidos más de tres millones de ocasiones en Facebook, según Laura Edelson, investigadora en el NYU group.

En ciertas ocasiones eran difundidos por terceras partes, “pero en algunos casos vimos al mismo grupo republicando el mismo anuncio”, indicó Edelson.

Esto ocurría porque Facebook desactivó algunos anuncios específicos, pero no consiguió bloquear otros derivados con el mismo contenido.

“Facebook no autorizará a que circule uno idéntico, pero alguien puede recrearlo”, afirmó.

Para Edelson, esto deja ver que Facebook no es suficientemente agresivo aplicando su propia política: “No es técnicamente complicado evitar que se publique el mismo contenido”.

La plataforma, de su lado, anunció que había comenzado a retirar los anuncios republicados después del artículo del Wall Street Journal este fin de semana.

Estos mensajes estaban siendo difundidos por el grupo conservador American Principles Project, y contenían informaciones falsas sobre Biden, como que apoya a la organización Antifa de extrema izquierda o que está a favor de las operaciones de cambio de sexo para niños.

“Cuando un verificador pone una reseña en un anuncio, lo etiquetamos y degradamos retirándole el estatuto de publicidad, y eso vale para el total de las evaluaciones”, indicó un portavoz de Facebook a la AFP.

“Estamos verificando esos anuncios y actuamos contra los que violan nuestras reglas, mientras tratamos de mejorar cómo encontrar anuncios similares a los que ya fueron evaluados”, añadió.

Fuente:  AFP