El secretario general de la ONU, António Guterres, y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, han reafirmado este lunes su “objetivo” de detener la guerra en Ucrania “lo antes posible”.

Guterres y Erdogan se han reunido en la capital turca, Ankara, antes de que el secretario general de la OTAN viaje a Moscú y Kiev para encontrarse con los líderes de Rusia y Ucrania, Vladimir Putin y Volodimir Zelenski, respectivamente.

En un comunicado, Naciones Unidas ha detallado que Guterres ha expresado su “apoyo” a los esfuerzos diplomáticos emprendidos por Ankara en el marco de la invasión y han coincidido en su intención de “crear las condiciones” necesarias para acabar con el sufrimiento de los civiles.

Además, ambos han subrayado la “urgente necesidad” de que se abran corredores humanitarios para la evacuación de civiles y para que la “necesaria asistencia” para las comunidades afectadas por el conflicto llegue de forma efectiva.

Guterres y Erdogan han discutido el impacto de la guerra de Ucrania en un abanico de asuntos regionales y globales, como la energía, los alimentos y la economía. Además, han acordado permanecer en contacto.

Turquía está ejerciendo como mediador entre las partes en el conflicto en Ucrania. A principios de marzo, acogió un encuentro entre los ministros de Exteriores de Ucrania y Rusia, Dimitro Kuleba y Sergei Lavrov, respectivamente.

Este papel de interlocutor de Ankara ha sido aplaudido por el propio secretario general de la ONU, que en una llamada telefónica el pasado 14 de marzo agradeció a Erdogan su papel en la búsqueda de la paz entre Rusia y Ucrania.

 

Fuente: EUROPA PRESS