En medio de la advertencia de los expertos internacionales sobre el posible impacto de sequía por el fenómeno de El Niño y el calentamiento global en Centroamérica, la Autoridad Nacional de Ambiente (ANAM) se prepara para evitar los posibles incendios forestales que se puedan producir durante la temporada de verano, informó la ANAM en un comunicado.

Asimismo anunció la reactivación de la Comisión Regional para la Prevención, Control y Manejo de Incendios Forestales con el fin de integrar esfuerzos entre los funcionarios de las autoridades y los moradores de las comunidades aledañas a las zonas boscosas para combatir estos siniestros mediante el establecimiento de un amplio plan de capacitación que permita tomar acciones que reduzcan la vulnerabilidad en estos lugares, sobre todo en la temporada seca que se avecina.