La Policía de Colombia ha detenido a los líderes del grupo conocido como Primera Línea de apoyo a las movilizaciones sociales en Bogotá, acusados de, entre otros, asociación para delinquir, terrorismo, perturbación al transporte público, lanzamiento de objetos peligrosos y homicidio en grado de tentativa.

La Policía Nacional de Bogotá ha detenido al presunto líder del movimiento, Jonathan Estiven Aldana, en Suba, así como a Karo Cepeda. Precisamente Suba ha sido una de las localidades más afectadas por la violencia que de desató el pasado mes de abril, con fuertes enfrentamientos entre el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y los miembros de este grupo.

Por su parte, organizaciones sociales y grupos afines a este movimiento han asegurado que se han producido seis detenciones, informa ‘El Tiempo’, unos arrestos que el comité local de Derechos Humanos de Suba (CLDHS) ha denunciado.

Las manifestaciones contra el Gobierno del presidente Iván Duque comenzaron el 28 de abril en contra de una reforma fiscal presentada por el Ejecutivo, que fue retirada, a lo que se añadió una batería de demandas sociales que hicieron que los colombianos siguieran saliendo a las calles.

En cifras oficiales, al menos una veintena de personas fallecieron en el marco de las movilizaciones, en las que se vieron imágenes de vandalismo y disturbios y en las que se denunció una fuerte represión policial que ha llevado a la comunidad internacional a insistir en el respeto de los Derechos Humanos.

 

Fuente: EUROPA PRESS