A partir del 31 de agosto, el año costará 60 euros, el trimestre subirá hasta los 25 euros y el mes se quedará en 8 euros.

Es un servicio de suscripción para videoconsolas de PlayStation que permite adquirir juegos gratis cada mes y que es imprescindible para jugar online.

Como se venía anticipando desde la subida de precios en EEUU y otros países, PlayStation Plus subirá de precio en Europa. En España, el precio de las tres modalidades de suscripción (anual, trimestral y mensual) aumentan 10, 5 y 1 euro, respectivamente.

Así, la configuración de precios será la siguiente a partir del día 31 de agosto.

Un año de PlayStation Plus pasa de costar 49,99 euros a costar 59,99 euros.

Un trimestre pasa de 19,99 a 24,99 euros

Y un mes sube de 6,99 a 7,99 euros

El aumento de precio ha sido comunicado a los usuarios a través de un correo electrónico oficial de PlayStation, pero no se han comunicado exactamente las razones por las que se aumenta el precio.

En el pasado, PlayStation Plus era un servicio opcional y complementario que servía para conseguir todos los meses juegos sin coste adicional al de la suscripción para las plataformas de Sony. En un principio, eran cuatro juegos entre PlayStation 3 y PlayStation Vita, cifra que aumentó a seis con el lanzamiento de PlayStation 4.

Con esta nueva consola, la suscripción se convirtió en algo casi imprescindible para aquellos que juegan online, pues es necesario pagar el servicio para poder competir con otros jugadores en los juegos multijugador de la plataforma. Esto es algo que Microsoft y Xbox llevan haciendo desde Xbox 360 con Xbox Live Gold, un servicio similar que se adelantó varios años a PlayStation Plus.

La subida de precio de PlayStation Plus no pilla demasiado por sorpresa a los usuarios de PlayStation. En EEUU, ya llevaron a cabo este aumento en 2016 . Además, en España, la cuota trimestral ya pasó de costar 15 euros a costar 20 . Esta sería su segunda subida en un periodo inferior a dos años.

Recientemente, muchos suscriptores han criticado que la calidad de los juegos adquiridos mediante la suscripción ha bajado mucho con respecto a años anteriores. Esto, sumado al incremento de la cuota, podría llevar a la pérdida de usuarios por parte de Sony.