Con el propósito primordial de acrecentar la calidad medioambiental en Panamá, el diputado suplente Edison Broce Urriola presentó ante quienes conforman la Comisión de Población, Ambiente y Desarrollo de la Asamblea Nacional, el Anteproyecto de Ley 107, que establece la protección contra la contaminación atmosférica por malos olores.

Este proyecto busca regular el problema de la contaminación de olores molestos, olores reconocidos como no agradables que afectan la calidad de vida de las personas, además de que prohíbe a toda persona natural o jurídica, sin importar su localización geográfica en el territorio nacional causar o permitir la emisión de cualquier sustancia.

Para esta gestión, corresponderá al personal de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), ser los encargados de aplicar la ley y coordinar acciones a fin de asegurar la implementación tomando en cuenta la opinión de la comunidad para resolver el procedimiento sancionador.

A través de esta iniciativa, se busca regular la contaminación mediante un tratamiento legal que debe darse a los malos olores emitidos por algunas empresas para asegurar un medioambiente limpio.

Las sanciones establecidas por la ley se gradúan según los criterios: afectación a las personas, alteración social causada por la infracción, la capacidad económica del infractor, el beneficio derivado de la actividad infractora, la existencia de intencionalidad y el efecto que la infracción produce sobre la convivencia de las personas en los casos de relaciones de vecindad. 

Además de esto, las infracciones tipificadas por la ley se sancionarán de la siguiente manera: infracciones leves, graves y muy graves. Las infracciones leves hasta el 5% del último ingreso anual declarado; infracciones graves, desde el 5% del último ingreso anual hasta el 10% del ultimo ingreso anual declarado y las infracciones muy graves desde e 10% hasta el 15% del último ingreso anual declarado.   @crisolfm