Los huertos familiares han cobrado mucha importancia como una medida para garantizar la seguridad alimentaria, es por ello que el Ministerio de Ambiente, Regional de Herrera realizó un taller en la comunidad del Calabacito distrito de Los Pozos con el fin de capacitar a sus moradores en la implementación de abonos orgánicos como el Bocashi y el Compostaje.

La actividad contó con la participación reducida de moradores de la comunidad, quienes cuentan con parcelas que son utilizadas para cultivar hortalizas de subsistencia en su mayoría.

Rufino Rivera, Jefe del Departamento de Cultura Ambiental, indicó que estas acciones se aplican dentro del Plan Colmena “Panamá libre de pobreza y desigualdad, la Sexta Frontera” que busca dar prioridad a las necesidades básicas de las comunidades, y da seguimiento a las actividades efectuadas en la localidad en pro de satisfacer sus necesidades.

El funcionario experto en abonos orgánicos acotó que seguirá brindando el asesoramiento técnico a esta comunidad y muchas otras más, sujeto a los parámetros del Ministerio de Salud, como medida preventiva ante la pandemia.

Añadió que cuando una persona recurre a los abonos de origen biológico para alimentar a sus plantas, implementan el reciclaje en su hogar, ya que este tipo de abonos no generan residuos contaminantes ni en su producción ni en su uso y aportan materia orgánica al suelo mejorando su salud, estructura y capacidad de absorción.

“Para mí la huerta ha sido una buena oportunidad para relajarme y sencillamente disfrutar de la soledad durante este confinamiento, y hacerlo con abonos que no dañen el ambiente, es mucho mejor” manifestó, Vilma Coronado, moradora del Calabacito.

Fuente:  MiAmbiente