Un avión experimental impulsado por energía solar completó el jueves un vuelo transatlántico de tres días sin precedentes, en el tramo más reciente de su vuelta al mundo.

El Solar Impulse 2 aterrizó en Sevilla, en el sur de España , luego de un vuelo de 71 horas y ocho minutos que empezó el lunes en Nueva York.

Esta es la primera vez que un avión propulsado solo por energía solar cubre un trayecto similar sin emplear combustible y con cero emisiones, apuntaron los organizadores.

La aeronave recorrió 6 mil 765 kilómetros (4 mil 204 millas) a una altura máxima de 8 mil 534 metros (27 mil 999 pies) y una velocidad promedio de 95 kph (59 mph), explicó una nota en el sitio web oficial del proyecto.

Ésta fue la 15ta etapa de una vuelta al mundo que comenzó en marzo de 2015 en Emiratos Árabes Unidos.

Las alas del Solar Impulse 2, de mayor envergadura que las de un Boeing 747, están equipadas con 17 mil celdas solares que dan energía a las hélices y cargan las baterías. El avión vuela de noche con la energía almacenada.

Los pilotos son los suizos Bertrand Piccard y André Borschberg. El Aero-Club de Suiza se encarga de certificar los récords de vuelo.