El fabricante automovilístico ya fijó un objetivo de neutralidad en emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 2050, alineado con los compromisos del Acuerdo de París sobre el clima, con una declaración de principios medioambientales llamada ‘goTOzero’. Para cumplir con este objetivo, Volkswagen se centrará en la electrificación de su flota con el desarrollo de la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica y ofreciendo a sus clientes electricidad de fuentes renovables para la recarga de baterías.

A partir del año que viene, la compañía prevé lanzar al mercado el coche eléctrico ID.3, cuya producción, que comenzará en próximo 4 de noviembre en la planta de Zwickau (Alemania), es neutra en CO2. De hecho, para producir este y el resto de modelos eléctricos, el fabricante reconvertirá ocho plantas de vehículos de Europa, China y Estados Unidos hasta 2022.

Además, Volkswagen tiene la intención de reducir las emisiones de CO2 de la flota de coches en Europa desde 123 gramos por kilómetro (g/km) a 95 gramos g/km a partir de 2020 y reducir las emisiones de CO2 por vehículo producido en un 45% respecto para 2025 respecto a 2010.

ECOticias