El virus del ébola mantiene sus características y no presenta mutaciones que puedan dificultar las acciones dirigidas a detener la epidemia que persiste en Liberia, Sierra Leona y Guinea, indicó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Investigadores del Instituto Pasteur, en Francia, señalaron recientemente que el virus estaba mutando, encendiendo las alarmas en relación al peligro de que cambie su forma de contagio, que se produce solamente por contacto directo con fluidos corporales, pero la OMS indica lo contrario.