A fin de enfrentar el riesgo fitosanitario y el impacto que tendría el surgimiento de un foco de la plaga denominada “Langosta Centroamericana”, el Gobierno Nacional de Panamá, a través del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), inició la capacitación del personal técnico a nivel nacional, a fin de implementar un plan de familiarización para el control de este flagelo.

Por tanto, el director nacional de Sanidad Vegetal, Olegh Aguilar, explicó, que con esta acción de capacitación inmediata a los técnicos, se busca que tengan todos los elementos necesarios para manejar la biología, los patrones de la plaga y el ciclo de vida de estos insectos, de tal manera, que se pueda reconocer de forma inmediata su presencia y el comportamiento de alguna población que pueda llegar al territorio nacional a través de la frontera con Costa Rica.

Este proceso de vigilancia fitosanitaria específica -según Aguilar- permitirá estar en capacidad de reaccionar ante esta amenaza de forma oportuna y poder combatir la plaga, antes que se pueda extender a las áreas cultivadas.

Especificó, que como en otras emergencias fitosanitarias, es necesario obtener colaboración de los diversos estamentos gubernamentales, que permitan establecer la coordinación con las autoridades de las provincias limítrofes de Chiriquí y Bocas del Toro, junto al resto de las medidas necesarias, para contener y controlar cualquier foco de esta peligrosa plaga agrícola.

A lo largo del mes de julio, se crearán los grupos de cronogramas operativos, para alcanzar un nivel de cobertura a la vigilancia fitosanitaria específica, que permita estar preparados ante el evento de aparición de esta peste.

Por su parte, el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), también emitió una alerta fitosanitaria regional, la cual establece entre otras medidas, reportar a este organismo la presencia de saltones, brotes o mangas de «Langosta Centroamericana» y otras especies.

De igual forma recomiendan, integrarse al simulacro regional para la prevención y control de la plaga de la “Langosta Centroamericana”.

Cabe enfatizar, que la “Langosta Centroamericana”, es capaz de migrar más de 150 kilómetros diarios, con una voracidad que le permite a cada individuo, consumir diariamente entre el 70 y el 100% de su peso en material fresco, siendo posible que una manga de individuos (80 millones por kilómetro cuadrado), pueda consumir unas 100 toneladas de alimento verde por día.

Esta es una plaga, que puede alimentarse de más de 400 especies de plantas, afectando mayormente los cultivos de maíz, frijol, sorgo, soya, maní, caña de azúcar, ají, tomate, cítricos, plátano, coco, mango y también pastizales.

Los pronósticos estiman, que las condiciones ambientales y ciclos biológicos de esta especie, predicen la ocurrencia de brotes de “Langosta Centroamericana”, entre los años 2020 y 2022, que podrían afectar enormemente la agricultura regional.

 

Fuente: MIDA