Los casos del mal de Alzheimer y otras enfermedades degenerativas del cerebro están disminuyendo en Estados Unidos y otros países prósperos, una buena noticia en la lucha contra una enfermedad que sigue sucediendo porque la longevidad humana va en aumento, demuestran estudios.

Un estadounidense mayor de 60 años tiene 44% menos probabilidad de padecer demencia que una persona de esa misma edad hace 30 años, demuestra el mayor estudio de ese tipo de enfermedades efectuado en Estados Unidos.

“Para un individuo, el peligro de sufrir la atrofia cerebral al parecer ha disminuido”, probablemente gracias a la educación y al menor riesgo de factores perjudiciales como el colesterol y la presión arterial, declaró el doctor Kenneth Langa.  @nacionalFm