Los ejércitos nigeriano y chadiano, que lanzaron una ofensiva en Nigeria contra Boko Haram, retomaron la ciudad de Damasak, que estaba en manos de los islamistas desde el 24 de noviembre de 2014, informaron fuentes de seguridad chadianas.

Unos 200 combatientes de Boko Haram murieron en la ofensiva iniciada el domingo, confirmó un oficial nigeriano, que dio cuenta de 10 soldados chadianos muertos y 20 heridos.

“La ofensiva permitió tomar el control de Damasak”, a unos 100 km de la orilla oeste del lago Chad, agregó la fuente.

“Damasak fue reconquistada por la coalición después de violentos combates”, confirmó un oficial nigeriano en Diffa, capital del sudeste de Níger, situada a una treintena de kilómetros.

Un alto responsable civil de Diffa dijo por su lado que había pérdidas humanas muy elevadas en las filas del Boko Haram.

El Gobierno y las Fuerzas Armadas de Níger no formularon comentarios sobre la ofensiva militar.