El ministro de Defensa de Guatemala, Manuel López, descartó algún enfermo de ébola en el contingente militar que regresará al país luego de participar en la misión de la ONU para la estabilización de la República Democrática del Congo (RDC).

‘El personal viene sano y certificado por Naciones Unidas’, dijo López a periodistas, al anunciar el retorno de los 150 soldados a Guatemala previsto para el próximo martes, tras cumplir nueve meses apoyando la Misión de las Naciones Unidas en el Congo.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) no reporta ningún contagio de ébola, el ministro añadió que el grupo será llevado por 21 días a una base en el norteño departamento de Petén para continuar con la evaluación médica.

‘Están contemplados todos los procesos que la OMS establece para control de cualquier tipo de enfermedad. Es importante recalcar que hemos extremado todas las medidas de seguridad’, agregó López.