Australia / EFE –

El cardenal australiano George Pell, que llegó a ser el número 3 del Vaticanoseguirá en prisión para cumplir una condena de seis años por pederastia después de que un tribunal de su país desestimara este miércoles su apelación, aunque el religioso estudia presentar otro recurso.

“Seguirá sirviendo su condena de seis años de cárcel y podrá solicitar la libertad condicional después de haber cumplido 3 años y 8 meses de su sentencia”, dijo la presidenta del tribunal, Anne Ferguson, al inicio de la lectura de la sentencia.