Según  un estudio publicado en la New England Journal of Medicine, el exceso de sal puede ocasionar alta presión sanguínea, que es un factor vinculante a enfermedades cardíacas y aploplejías.

Estas muertes “representan casi una de cada diez muertes por motivos cardiovasculares en todo el mundo”, manifestó el responsable de la investigación, Darius Mozaffarian, decano de la Escuela Friedman de Ciencias y Normas de la Nutrición, de la Universidad de Tufts (Massachussets, noreste).

Científicos de esta universidad y de la de Harvard investigaron la ingesta de sodio de 205 participantes de 66 países y concluyeron que la media diaria de consumo en 2010 fue de 3,95 gramos, mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no ingerir más de dos gramos por día.

“Estas nuevas conclusiones delatan la necesidad de políticas fuertes para disminuir el sodio de las dietas de Estados Unidos y en todo el mundo”, agregó Mozaffarian. @nacionalFm