Panamá hizo historia el pasado 24 de junio con la realización exitosa de la primera “braquiterapia de alta tasa de dosis”, un tratamiento de última generación en cuanto a opciones para tratar el cáncer de próstata.

Se llevó a cabo en el Centro Internacional de Radiocirugía y Radioterapia Oncológica (Cirro), ubicado en el Hospital Nacional. Un septuagenario de estratos humildes fue el primer paciente beneficiado con este procedimiento, en el que no se opera la próstata.

Keith Britton, reconocido oncólogo radioterápico panameño y quien además es director médico de Cirro, explicó que el tratamiento consiste en colocar una fuente de radiación dirigida dentro del tumor. “Ofrece la opción de colocar la dosis donde se necesita, limitando la afectación a órganos cercanos, como la vejiga o el recto. La ventaja es que es muy rápido. El procedimiento completo dura solo horas”, afirmó Britton.

De hecho, luego de una noche en la clínica para monitoreo, el primer paciente en recibir la braquiterapia salió caminando por sus medios, y sin dolor.

Esto se convierte en un precedente importante para el país, tomando en consideración que, según el Instituto Oncológico Nacional (ION), el cáncer de próstata es la primera causa de muerte oncológica que afecta al varón panameño.  @nacionalFm