Los bomberos nicaragüenses luchaban este jueves por controlar un incendio que afecta desde hace un día a la planta de almacenamiento de combustible de la compañía Puma Energy, en las costas del Pacífico, informaron las autoridades.

Las llamas comenzaron con la explosión de un tanque de combustible y hasta el momento no se informó de víctimas mortales.

El incendio comenzó el miércoles cuando un tanque con capacidad para almacenar 144 mil barriles de combustible explotó en la planta de la empresa en Puerto Sandino, 70 km al noroeste de la capital.

Hacia el anochecer del jueves el fuego alcanzó un segundo tanque, causando una explosión que obligó a los bomberos a salir del lugar, de acuerdo con imágenes transmitidas por el oficialista  Canal 8 .

“El incendio se trasladó al segundo tanque (..) esto ya complica un poco la situación”, afirmó el codirector del estatal Sistema Nacional de Prevención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, al oficial  Canal 4 .

“Con la toma de incendio del segundo tanque se están viendo bastantes llamas”, dijo González, quien pidió a la población mantenerse a un kilómetro de distancia de la planta.

González dijo que “hasta el momento no hay pérdidas de vidas humanas”, ni afectaciones en las comunidades cercanas, en las que se estima viven más de 6 mil personas.

El incendio levantó columnas de humo de hasta 3 mil metros de altura que se esparcían hacia el oeste, en dirección al mar.

El gobierno tiene listos varios centros de albergue para evacuar a la población si el viento cambia de dirección y amenaza con extender el fuego hacia las comunidades.