El Gobierno de la República de Panamá, anunció recientemente,la puesta en marcha de diferentes proyectos en materia de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, que fortalecen las políticas de empoderamiento femenino, impulsan la reducción de las brechas de género en el ámbito laboral y fortalecen las instituciones nacionales para la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible Número 5: “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas”.

En un acto sin precedentes, la Vicepresidenta y Canciller, Isabel de Saint Malo de Alvarado, firmó el proyecto a través del cual Panamá, adopta el “Sello de Igualdad para Empresas”, que busca generar cambios que apunten a una mayor y más equitativa participación de las mujeres en la economía.  Este “Sello de Igualdad en las Empresas”, es una certificación para entidades públicas y privadas cuyo primordial objetivo es cerrar las brechas de género, persistentes en los lugares de trabajo. De la mano con del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Gobierno de Panamá, a través del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (MITRADEL), buscará acrecentar el número de mujeres en posiciones de toma de decisión, la eliminación de la brecha salarial entre hombres y mujeres, originar la participación de las mujeres en empleos no tradicionales y erradicar el acoso sexual.

“Es una iniciativa que reconoce el rol clave que puede jugar el sector privado en la creación de condiciones igualitarias para hombres y mujeres”, anotó la Canciller panameña.

Consecutivamente, de Saint Malo de Alvarado, firmó el proyecto que reestructurará el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU), a fin de fortalecer la institución.  La Vicepresidenta, subrayó, que los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con los cuales Panamá se comprometió, nos llaman a “aprobar y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas a todos los niveles”. En este sentido, celebró la iniciativa que permitirá a la institución y su Directora, impulsar sus objetivos, atribuciones y funciones eficientemente.

En el marco de estos esfuerzos, la Vicepresidenta y Canciller, Isabel de Saint Malo de Alvarado, inauguró el Salón Marta Matamoros, situado en el nuevo pabellón de la Cancillería, en honor a esta mujer una mujer que dedicó su vida a la defensa de los derechos de las mujeres, las trabajadoras panameñas, la soberanía panameña, la autodeterminación de los pueblos y los derechos humanos.

“Nuestro deseo es que este lugar se convierta en un escenario de intercambio diplomático y cultural, que permita la reflexión y el diálogo, del cual todos los panameños se puedan beneficiar, y que conozcan la historia de una gran panameña que ha aportado a muchos de los logros que hoy tenemos”, adicionó la Vicepresidenta y Canciller.

Para esta actividad, participaron junto a la Vicepresidenta y Canciller, el Ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles; la Directora del Instituto Nacional de la Mujer, Liriola Leoteau; y el Coordinador del Sistema de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD en Panamá, Harold Robinson.