La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció  que se ha comenzado a vacunar contra el ébola a los habitantes de una de las zonas de Guinea más afectadas por la epidemia, lo que servirá para determinar la eficacia del producto que aún está en fase de prueba.

La vacuna que se prueba en Guinea es la VSV-ZEBOV, desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá y producida actualmente por la biotecnológica NewLink Genetics Corporation y la farmacéutica Merck.

El propósito es vacunar a 10 mil personas en este país en un periodo de seis a ocho semanas, con un seguimiento de tres meses a los vacunados para llegar a resultados preliminares en julio.