El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, consideró que la liberación de líderes opositores ayudaría a crear un ambiente propicio para el diálogo que requiere Venezuela para salir de su crisis.

“Venezuela atraviesa por una crisis muy compleja, que no va ser resuelta por la vía de la confrontación, ni por la vía de la victoria de uno de los bandos en pugna”, expuso Insulza.

La confrontación “lo único que traería sería la división del país, una situación que duraría por muchos años”, dijo el diplomático chileno, y agregó que “por lo tanto el único camino es un diálogo”.

 

Sostuvo que “desgraciadamente” ese diálogo no existe y no están dadas las condiciones para que ocurra. “Probablemente la liberación de algunos dirigentes políticos que están presos ayudará a que se cree ese ambiente de diálogo”, remarcó.