Japón levantará algunas sanciones contra Corea del Norte, después de que este país anunciara que reinvestigará la suerte de los japoneses secuestrados por el gobierno norcoreano en 2002.

El gobierno de Tokio anunció que suavizará algunas restricciones en los viajes, transferencias de dinero y aceptará barcos de bandera norcoreana en sus puertos por razones humanitarias.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo que estas medidas son solo “el comienzo” y espera que el gobierno de Corea del Norte haga más esfuerzos para resolver la disputa sobre la desaparición de japoneses en el territorio del país asiático.

Corea del Norte retornó cinco japoneses secuestrados en 2002, pero dijo que otros ochos habían muerto.  @nacionalFm