El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió ayer con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en donde abordaron la reestructuración de la deuda y la cooperación técnico-militar entre ambos países, así como otros asuntos.

‘La deuda, como cualquier compromiso financiero es propensa de ser reestructurada’, afirmó Maduro durante su intervención en un foro internacional de energía en Moscú, previa a la reunión que mantuvo con Putin.

Luego de la entrevista que mantuvo con Putin el mandatario venezolano agradeció el apoyo prestado por Rusia en los ‘momentos difíciles’ que ha atravesado su país, informa la agencia EFE.

El líder venezolano agradeció encarecidamente al jefe del Kremlin el acuerdo de trigo entre ambos países, aduciendo que ha sido de gran ayuda para hacer frente a los problemas de suministro de productos básicos en el país latinoamericano.

Por su parte, Putin recordó que se reunió por última vez con su colega venezolano en octubre de 2016, pero que mantienen ‘contactos regulares’ por teléfono.

Según el diario El País, desde 2006 hasta el 2017, Rusia ha suministrado créditos de 17 mil millones de dólares a Venezuela. Desde 2016 Caracas se ha visto obligada, por la crisis económica que vive, a pedir prórrogas para poder pagar el armamento y otras mercancías que les ha suministrado Moscú.

En 2019 el gobierno venezolano debe amortizar seis mil millones de dólares que el consorcio petrolero ruso Rosneft ha invertido en el país sudamericano para la explotación petrolera.