La compañía británica Oxitec empezará a producir en su planta en Campinas, municipio en el estado brasileño de Sao Paulo, millones de mosquitos genéticamente modificados para que tengan crías no viables, para soltarlos posteriormente con el fin de  reducir  la población de la especie aedes aegypti.  @nacionalFm