Doce bebés han nacido utilizando un método potencialmente más seguro para producir los óvulos necesarios para la fecundación in vitro , anunció un equipo de investigadores británicos.

Los doctores experimentaron con la hormona natural kisspeptina para estimular los ovarios de las mujeres.

Los resultados, publicados en el Journal of Clinical Investigation, demostraron que la hormona se puede utilizar con éxito.

Los investigadores de fertilidad esperan que la kisspeptina prevenga el síndrome de hiperestimulación ovárico, pero serán necesarias pruebas más amplias para evaluar su seguridad apropiadamente.

Normalmente se usa la hormona hCG para estimular la ovulación en el tratamiento de fertilidad.

Pero en alrededor del 10% de los casos, los ovarios comienzan a producir demasiados óvulos, lo que puede conducir a una insuficiencia renal y potencialmente la muerte.  @nacionalFm