El presidente Barack Obama  criticó este martes 2 de agosto a  Donald Trump  como alguien “muy mal preparado” para servir en la  Casa Blanca  y desafió a los legisladores republicanos a abandonar su apoyo al candidato de su partido.

 “Tiene que haber un punto en el que digan ‘suficiente’”, dijo Obama.

Las declaraciones del presidente se produjeron en medio de un debate nacional después de que Trump criticara a una familia musulmana estadounidense, cuyo hijo, un capitán del ejército de Estados Unidos, murió en Irak.

Un número creciente de legisladores republicanos están expresando su preocupación por los comentarios de Trump, pero ninguno ha retirado su apoyo al hombre de negocios que busca la Casa Blanca.

“Si ustedes se han visto sometidos a decir en varias ocasiones, y en términos muy fuertes, que lo que ha dicho él es inaceptable, ¿por qué lo apoyan todavía?”, preguntó Obama durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca. “¿Qué dice esto acerca de su partido, de que éste sea su abanderado?”.