Panamá deja tendido en el terreno a Tennessee, luego de cuadrangular oportuno de Esmith Pineda, y de esta manera lograr el tercer lugar de la Serie Mundial de las Pequeñas Ligas, en representación de Latinoamérica.

Mediante un back to back impresionante. Perdiendo 2-0 y con un out en la pizarra del sexto episodio, Leonardo Bernal pega un hit para darle paso a Carlos González, quien conectaría su único jonrón del torneo para emparejar el juego 2-2.

Después llegaría el final del juego en el swing de Pineda para sellar con emotividad una serie mundial que será inolvidable para estos pequeñines que pusieron a palpitar a millón los corazones de todos los panameños en cada partido.

José Felipe Torres fue el lanzador ganador al tirar una entrada de un imparable y dos ponches. Nuevamente Carlos González se tiró un partidazo de un incogible, a pesar de tener una lesión en el tobillo.

Con este tercer lugar, los coclesanos mejoran su actuación del 2012, cuando fueron cuartos en el mundial.