El Ministerio de Salud (Minsa) lanzó una advertencia pública para que se deje de usar el medicamento conocido como Lidocaína oral, en niños menores de dos años.

La Lidocaína es un analgésico, comúnmente utilizado por odontólogos, para calmar el dolor de dientes a sus pacientes.

La advertencia, de parte de las autoridades sanitarias, sucede tras recibir un reporte de la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos.

“Cuando se suministre demasiado lidocaína viscosa a lactantes y niños de corta edad puede resultar en convulsiones, lesión cerebral grave y problemas del corazón. En caso de sobredosis, los bebés y niños pueden ser hospitalizados o morir. La FDA notificó a los profesionales de la salud que la prescripción de lidocaína viscosa oral solución al 2% no se debe utilizar para tratar a bebés y niños con dolor de la dentición. Analgésicos tópicos y medicamentos que se frotan en las encías de los bebés no son necesarios o incluso útil”, señala el comunicado. 

La nota informativa, dirigida a médicos, farmacéutas y público en general fue emitida por la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas.  @nacionalFm