Un matadero clandestino fue denunciado por moradores de Tocumen y se presume que sea de perros, lo que es investigado por las autoridades de salud.

El director de la región metropolitana de salud, Aurelio Rangel destacó que se ha levantado un expediente tras las denuncias presentadas por los moradores.

Rangel, dijo que está investigando para determinar si de verdad se trata de un matadero de perros, pero que por el momento se sancionará al dueño del local con multas de 501 a 5,000 dólares porque no contaba con los permisos.

Por su parte, el grupo Corazón con huellas que rescata animales informa que su mayor preocupación es que la gente se vuelva insensible con este tema.