El ejército de Turquía intensificó su ofensiva contra las milicias kurdas en el norte de Siria, donde ha conquistado con sus aliados 21 poblados, pese a las críticas de Estados Unidos (EE.UU.) que calificó como ‘inaceptable’ estos combates.

El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, anunció que la operación militar seguirá hasta que se haya eliminado cualquier amenaza para los ciudadanos de su país.

‘Las operaciones seguirán hasta que las organizaciones terroristas Dáesh (el acrónimo árabe del Estado Islámico), PKK y su filial siria YPG no sean una amenaza para nuestros ciudadanos’, dijo el mandatario turco.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, las fuerzas turcas y los rebeldes sirios aliados han conseguido capturar en el norte de la provincia de Alepo un total de 21 pueblos desde el pasado 25 de agosto, que anteriormente estaban en manos de los Consejos Militares de Yarábulus y Manbech, indica la agencia Efe.

Los combates entre ambos bandos van acompañados de intensos bombardeos de la aviación turca, que el domingo causaron la muerte a 41 civiles en las aldeas de Bir al Kusa y Magar al Sarisat, según el último recuento del Observatorio.

El Departamento de Defensa de EE.UU. calificó como ‘inaceptables’ y motivo de ‘gran preocupación’ estos combates entre facciones del Ejército Libre Sirio (ELS), apoyadas por Ankara, y las milicias kurdas, que reciben cobertura aérea de Washington.

‘Turquía está decidida de tomar los pasos necesarios para la seguridad de sus ciudadanos, tanto dentro del país como en los países vecinos donde organizaciones terroristas se han refugiado, sin hacer ningún tipo de diferenciación entre grupos terroristas’, respondió el mandatario turco a estas críticas.

Por su parte, la Administración Autónoma del enclave kurdosirio de Kobani acusó a Turquía en un comunicado de intentar ocupar esa urbe y de construir un muro en el Kurdistán sirio.

‘El Estado turco está tratando de ocupar Royava (como denominan los kurdos al Kurdistán sirio) y Siria bajo falsos pretextos, y está usando todos los medios posibles para ocupar el cantón de Kobani y construir un muro’, señaló la nota.