Al menos 500 pandilleros y jóvenes en riesgo social, de los mil 100 que se han acogido a la amnistía decretada por el Gobierno, comenzarán el lunes, 4 de agosto, el proceso de resocialización.

Esto lo corroboró ayer el ministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera, quien precisó que mantienen contactos con líderes de las 201 pandillas que operan en el país, 62 de estas en Panamá, 41 en San Miguelito y 35 en Colón.

De la misma manera, Aguilera precisó que a este primer grupo de jóvenes se les entregará un bono semanal de $50 y a cambio deberán cursar el bachillerato o estudios vocacionales en el sitio del proyecto.

Igualmente, deberán recibir asistencia psicológica y social, y efectuar una actividad religiosa o deportiva.

A sus palabras añadió, que los jóvenes podrán poner en marcha una empresa propia o emplearse en el sector público.

Advirtió que hay cinco grupos de trabajo: en David, Arraiján, La Chorrera, San Miguelito y Colón, que realizan un diagnóstico de cada pandilla aspirante a participar.

Una vez culminado el plazo para acogerse a la amnistía, este viernes, 1 de agosto, los pandilleros podrán continuar sumándose a la iniciativa, acotó el ministro.

De igual modo, fuentes policiales indicaron que las pandillas sumadas al proyecto han entregado unas 100 armas de fuego, que serán destruidas el lunes en un acto en Santa Marta, San Miguelito.  @nacional