Heridos y daños materiales es el resultado de dos sismos, uno de magnitud 6,1 y el otro de 5,4, que remecieron este domingo Panamá, informó el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc).

El primer sismo tuvo lugar a 22 kilómetros de la localidad de Puerto Armuelles, en la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica, mientras que el segundo tuvo lugar en la provincia caribeña de Colón. 

A causa de ese primer terremoto los primeros informes registran “5 personas lesionadas” y “4 residencias afectadas”, dijo el Sinaproc en un comunicado.

En Finca Zapote resultaron heridos un menor y una mujer embarazada de 37 años, mientras en la barriada El Carmen se lesionó una joven de 17 años. Además, en Puerto Armuelles, fueron afectados un niño y una mujer de 98 años, quien se fracturó la cadera.

El Sinaproc agregó que dos de las cuatro casas afectadas sufrieron un colapso total. 

El terremoto, originado a 37 kilómetros de profundidad y causado por una falla tectónica activa desde hace más de un siglo, se produjo a las 14H22 (19H22 GMT) y se sintió en Chiriquí y en la provincia caribeña de Bocas del Toro, también fronteriza con Costa Rica.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, había confirmado más temprano en su cuenta de Twitter la existencia de una primera persona herida, en Puerto Armuelles, así como “afectaciones en viviendas y comercios”.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) informó que la magnitud del sismo fue de 6,1, pero Varela indicó que fue de 6,3.

Imágenes de televisión mostraron personas a las afueras de un hospital, instalaciones portuarias dañadas y casas de madera afectadas. En algunos sectores las clases han sido suspendidas para este lunes.

El Sinaproc informó que en Changuinola, capital de Bocas del Toro, hubo “leves fisuras en paredes” de varios supermercados y del hospital de la localidad.